Los directivos de Venca compran la compañía

Cambio de propiedad en Venca, firma de venta de moda, textil y hogar a través de catálogo e internet con sede en Vilanova i la Geltrú y tres décadas de historia. Cinco de sus directivos la han comprado a la empresa francesa 3SI, propiedad de la multinacional alemana Otto. La compañía despeja así la principal incertidumbre que pendía sobre su futuro, ya que la grupo germano la había puesto en venta hacía año y medio.

La sociedad compradora, bautizada como Digital Lola, cerró la operación el 17 de enero, está dirigida por Jordi González (director general) y la integran también Paz Usandizaga (directora financiera y de recursos humanos), Jordi Badia (director de tecnologías de la información) y Joan Alemany (director de operaciones). La crisis golpeó a la firma y en el 2011 anunció un ERE para recortar 86 empleos, el 18% del total. En los últimos años su situación ha mejorado y su facturación ha aumentado de 49 millones de euros en el 2014 a 50 millones en el 2015 y 53 millones en el 2016.

“Esta operación representa una magnífica oportunidad para construir un proyecto independiente, sólido y con grandes expectativas de futuro. Además, esto nos permitirá acelerar el desarrollo digital y la internacionalización del negocio, dos ejes fundamentales que nos ayudarán a impulsar el posicionamiento de Venca como una de las cinco grandes referencias de moda española en su segmento”, ha asegurado González en un comunicado.

VOLCADA EN LA WEB

El cambio de costumbres en la compra a distancia ha llevado a la firma a orientarse más hacia su web, que recibe más de dos millones de visitas mensuales y aporta el 50% del negocio. “Después de varios años trabajando en el reposicionamiento y la transformación de Venca, la compañía está preparada para ser un actor muy importante en la moda online tanto dentro como fuera de España”, ha sostenido González. Su colección se comercializa, además de en España, en países como Francia, Bélgica, Portugal o Rusia.

La firma cuenta con más de 400 empleados y un almacén de 42.000 m2 útiles que le permite enviar 22.000 paquetes al día. Según su web, su cliente tipo es una “mujer de clase media, con independencia económica, ahorradora y abierta a una forma de comprar cómoda y moderna”. Fue adquirida por el grupo francés 3 Suisses (posteriormente rebautizado 3SI) en 1988, que a su vez era controlado por Otto Group desde 1981. Los problemas de este le llevaron a poner a la venta todas las unidades de su filial excepto la paquetería y preparación de pedidos.

Fuente: El periodico